Mis Rutas favoritas

Ruta Granada_La Peza_Quentar_Sierra Nevada_Granada
 
 

Esta ruta la propuso el pelao que va conmigo, mi vecino y amigo José. Es corta pero intensa, comienza con la subida por la antigua carretera de Murcia, para ir a salir por Huetor Santillán a la A-92. Así de las primeras curvas pasamos a la velocidad de la Autovía. La mañana promete por el buen día que hace para montar en moto.

Ya a velocidad de crucero tomamos la salida de “La Peza” y nos adentramos hasta la localidad. Parada para beber agua de la fuente, fresquita y buena, (no tiene nada que envidiar a la de Lanjarón), pero el apetito aparece y decidimos almorzar en el primer bar que vemos en el pueblo, cañita y tapa. Seguimos hacia el “Pantano de Quentar” y es en este trayecto cunado los sentidos se despiertan y se comienza a disfrutar intensamente; el valle discurre a las faldas de Sierra Nevada, a lo lejos se divisa el Veleta brillando por el reflejo del sol sobre las primeras nieves. La carretera entre pinares, encinas, castaños, chopos y algunos enebros te invita al disfrute paisajístico, viendo las copas de colores ocres, amarillos y verdes otoñales confundirse con la claridad del sol intenso y brillante que nos acompaña todo el camino.

Llegando a “Quentar” se va estrechando y encajonando el valle, formando casi  una foz, al final se divisa el Pantano de aguas profundas y verdosas. Seguimos para dejarnos caer a la Carretera de la Sierra por la que iniciamos el ascenso hacia Pradollano, disfrutando y quemando adrenalina por las curvas que presenta este trayecto . Se acerca la hora del medio día y aparece el hambre y la sed, decidimos hacer una parada para reponer fuerzas en el “Asador El Guerra”, (nosotros venimos en son de paz le comento), y pedimos intendencia para dos, pero sirven como para cuatro: Parrillada de carnes varias con sus patatitas a lo pobre con pimientos y huevos fritos, todo regado con fresca y rica cerveza, (eso sí, cada huevo a 2 E, aviso para navegantes). Una vez terminado el placer del yantar continuamos nuestra ascensión hasta la plaza de las terracitas en Pradollano. Aquí  toca el café, y reposo tomando el solecito que calienta a la primera hora de la tarde. Se nota el buen día por la cantidad de gente que hay.

Llegada una hora prudencial para que no se haga de noche, partimos hacia Granada y en media hora llegamos al centro, y cada uno para su casita con una buena dosis de adrenalina en el cuerpo, un buen disfrute gastronómico y unas vistas impresionantes para  la retina. ¡¡¡¡Buen rato hemos pasado amigo, pero no corras tanto Cabrón¡¡¡¡. ¿Cuándo es la próxima?.   

 
 
 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s