Textos de Borges y Cuelho

 

Estos textos me han llegado a través de Juan, mi amigo Don Juan ….el futuro “primer Juez” de etnia gitana de España. ¡¡Casi nada!!. Te animo a seguir en el empeño y espero que pronto tengamos un motivo grande de celebración…

 

“Texto de Jorge Luís Borges”

 

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma; y uno aprende que el amor no significa sufrimiento y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender, que el cariño no significa dolor….

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes…y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad. Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, (y tu no me cabe la menor duda lo que vales, la fuerza que tienes), y uno aprende y aprende…..y con cada día uno aprende.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás deseando no volver a verla.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta de que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que no cuidaste, y se marcharon.

Con el tiempo te das cuentas de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo, te das cuenta que quien te traiciona una vez, será capaz de reincidir, mejor no darle la oportunidad de ello.

 

"Las etapas de Paulo Cuelho"

 

Debemos saber cuando una etapa llega a su fin. Cuando insistimos en alargarla más de lo necesario, perdemos la alegría y el sentido de las otras etapas que tenemos que vivir. Poner fin a un ciclo, cerrar puertas, concluir capítulos…., no importa el nombre que le demos, lo importante es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya terminaron.

Puedes pasar mucho tiempo preguntándote por qué ha sucedido algo así. Puedes decirte a ti mismo que no darás un paso más hasta entender por qué motivo esas cosas que eran tan importantes en tu vida se convirtieron de repente en una pesadilla. Pero una actitud así supone un desgaste inmenso para todos: tus amigos, tus padres, tus hijos, hermanos; todos ellos estarán cerrando ciclos, pasando página, mirando hacia delante, y todos sufrirán al verte paralizada. Nadie puede estar al mismo tiempo en el pasado y en el presente, ni siquiera al intentar entender lo sucedido. El pasado no volverá jamás, no podemos ser eternos niños, adolescentes tardíos, hijos con sentimientos de culpa o de rencor hacia sus padres, amantes que reviven día y noche su relación con una persona que se fue para no volver. Todo pasa, y lo mejor que podemos hacer es no volver a ello.

Por eso es tan importante ¡¡¡¡¡ por muy doloroso que sea !!!!, destruir recuerdos, cambiar de casa, donar ropa, vender el coche o cambiarlo.

En esta vida unas veces ganamos, otras perdemos. Por ello, no esperes que te devuelvan lo que has dado, no esperes que reconozcan tu esfuerzo, que descubran tu genio, que entiendan tu amor.

Nada hay más peligroso que las rupturas amorosas que no aceptamos. Antes de comenzar un nuevo capítulo hay que terminar el anterior: repítete a ti mismo que lo pasado no volverá jamás. Recuerda que no hay nada indiscutible, que un hábito no es una necesidad.

Cerrar ciclos. No por orgullo, ni por incapacidad, ni por soberbia, sino porque, sencillamente, aquello ya no encaja en tu vida. Cierra la puerta, cambia el disco, limpia la casa, sacude el polvo. Deja de ser quien eras, y transfórmate en el que eres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s